bebes y pañales
bebes y pañales
envios gratis por compras superiores a $100.000

Bebes y Pañales

¿Te podemos ayudar?

bebes y panales
telefono

¿tienes alguna inquietud?

telefono (+57 1) 313 6887



Disciplina y buenos modales para niños menores de un año

Muchos padres se preguntan cuando empezar a poner normas y rutinas a sus hijos, en definitiva en qué momento hay que empezar a inculcar disciplina y buenos modales a sus hijos. La respuesta es poco a poco desde el nacimiento. Enseñar a nuestros hijos unas normas básicas desde que son chiquitos es fundamental para inculcarles, de manera positiva, las pautas y principios esenciales de convivencia y respeto.

Horarios y rutinas

A los bebés se les puede ir poco a poco estableciendo horarios de alimentación y sueño para evitar un innecesario incremento de su ansiedad. Si hacemos las cosas de una forma programada sus necesidades serán satisfechas en un tiempo y contexto familiar para él. Establecer horarios de alimentación y sueño  genera la estabilidad necesaria para su crecimiento.

Las primeras limitaciones

Cuando el bebé aún no ha cumplido el año nuestras prohibiciones le hacen entender que él y nosotros somos unas personas distintas e independientes. La palabra clave en este momento es “no”. Deben experimentar que los deseos no siempre se satisfacen en el momento inmediato.

Las normas en este periodo, giran entorno al sueño, la comida, el peligro, y el establecimiento de rutinas positivas. Nosotros como adultos debemos reconocer, interpretar y traducir sus necesidades y no dejarnos vencer por su llanto (cuando no tenga una base justificada). Recuerda que puede que no capte el mensaje que nosotros le verbalizamos, pero sí el tono emocional del mismo cuando le decimos las cosas de una forma firme.

Hacia los 6 meses de edad, cuando el niño ya se desplaza por su cuenta y comienzan sus juegos, es conveniente que tenga un sitio específico y no transforme toda la casa en su lugar de juego. Así como no son saludables las restricciones a su necesidad de explorar, tampoco lo es una libertad indiscriminada, que no defina marcos temporales y espaciales a su juego. Por ejemplo se le puede permitir que juegue con agua pero sólo en la tina y a la hora del baño.

Los límites se construyen en un equilibrio entre permitir y el prohibir. El permitirle al bebé explorar, tocar, chupar, jugar con cacerolas, cucharas, envases plásticos, trapos etc es la base para decirle que no  al uso de objetos que podrían lastimarlo como cuchillos, enchufes, etc. En estas ocasiones aplica el método de eliminar peligros y sustituir objetos: Quítale el objeto peligroso o inadecuado y ofrécele algo más seguro, que ensucie menos o no sea tan destructivo. Al sustituir el objeto por otra alternativa evitas que se desespere pero al mismo tiempo explícale por que era peligroso o no era adecuado el objeto que quería inicialmente. Le estás enseñando que algunos comportamientos son inaceptables y que, cuando sea necesario, tú le cambiarás de actividad.

Artículos Relacionados
@2015 BebésyPañales.com - Lo esencial para tu bebé - Powered by: Income Digital