bebes y pañales
bebes y pañales
envios gratis por compras superiores a $100.000

Bebes y Pañales

¿Te podemos ayudar?

bebes y panales
telefono

¿tienes alguna inquietud?

telefono (+57 1) 313 6887



El sueño de los bebés 0 a 36 meses

No hay nada más  delicioso que ver a un bebé mientras duerme plácidamente.... ¿Verdad?  
Conseguir que un bebé duerma durante toda la noche es un acontecimiento importante al que aspira todo padre.

Recién nacido


Los recién nacidos duermen mucho, entre 16 y 18 horas, pero nunca más de tres o cuatro horas seguidas. No conoce la diferencia entre el día y la noche y  necesita dormir y alimentarse continuamente.

Las primeras semanas de la vida del bebé son de adaptación tanto para él como para ti. Es demasiado pronto para establecer hábitos de sueño, guíate por los de tu bebé.

Puedes comenzar a enseñarle a tu bebé la diferencia entre el día y la noche comportándote de manera diferente a distintas horas. Durante el día háblale más mientras lo alimenta y en la noche actua con más calma y emplea un tono de voz más suave. Con el tiempo, comprenderá la diferencia y comenzará a dormir más de noche.

Las señales de suenyo son diferentes en cada bebe, aprende a reconocerlas: Muchos están irritables o lloran, otros se frotan los ojos, se tiran de las orejas o se quedan mirando al infinito.

3 semanas


Aunque tu bebé todavía siga despertándose para comer durante la noche, probablemente dormirá períodos ininterrumpidos más largos, quizás durante tres o cuatro horas. También comenzará a permanecer despierto por períodos más largos.


Sugerencia: si tu bebé tiende a dormir todo el día y duerme mientras lo alimentas, trata de despertarlo para comer.

Necesita aprender que el período de sueño más largo es durante la noche. Ayúdalo a ser más organizado en esta etapa integrándolo al centro de la actividad familiar alrededor de las 4 de la tarde. Aun cuando duerma, mantenlo en posición vertical en una silla para bebés, un portabebés o una silla mecedora. Luego dale un baño alrededor de las 7 u 8 de la tarde. Esto lo mantendrá despierto inicialmente (al estar con toda la familia) y lo relajará para un largo sueño posterior.

2 meses


Se está empezando a quedar dormido por su cuenta, pero probablemente necesite que todavía lo despierten para alimentarse por la noche.

A pesar de que el patrón de sueño de tu bebé está empezando a regularizarse, todavía debes estudiarlo con cuidado. Es  muy  pronto para establecer un horario, no trates de imponerle uno. 


Los bebés a esta edad duermen entre 15 y 16 horas en promedio. Tu bebé permanecerá cada vez  más tiempo despierto durante el día y dormirá durante más horas en la noche.  Ten en cuenta que un bebé de dos meses normalmente no duerme durante toda la noche porque aún necesita alimentarse seguido. 

Hará  tres siestas diarias. Este es el patrón de sueño común


Sugerencia: es normal un poco de llanto al despertarse. Aunque todavía tengas que ir a verlo cada vez que llore, dale un poco de tiempo (más o menos unos cinco minutos) para que lloriquee. Tal vez logre calmarse por su cuenta.


4 meses


En promedio, un bebé de 4 meses duerme entre nueve y once horas cada noche, y dos siestas diarias de dos a tres horas cada una.


Ahora el bebé es mucho más capaz de quedarse dormido solito. Ahora si podemos empezar a establecer una pauta para dormir que  funcionará en la noche y durante las siestas.

La rutina es muy importante para tu bebé de 4 meses y le ayudará a establecer patrones de sueño correctos. Por lo tanto, trata de asegurarte de que la hora de acostarse y las siestas ocurran sean siempre en el mismo horario y de la misma forma todos los días. No debes ser estricto, sino lo más consecuente posible.

Prueba a establecer rutinas como un baño antes de acostarse, masaje con crema relajante, comida y un cuento para acostarse.


6 meses


En promedio a los seis meses duerme alrededor de 11 horas cada noche . Ya ha habituado a dos siestas de una a dos horas cada una, normalmente en la mañana y en las primeras horas de la tarde.

Casi todos los bebés pueden dormir durante toda la noche sin tener que alimentarse, a no ser que trates de mantener tu producción de leche materna. 
Tal vez  es la última oportunidad  que tengas para decidir dónde quieres que tu bebé duerma sin que él interfiera en el proceso de toma de decisiones ya que cada vez es más obstinado. 

Establecer rutinas para la hora de acostarse le ayudará a dormirse por su cuenta y a permanecer dormido. Un baño antes de acostarse, masaje con crema relajante, comida y un cuento para acostarse pueden ayudar mucho en este sentido.

 Acuesta a tu bebé mientras todavía esté despierto. Esto le servirá de práctica para quedarse dormido en su propia cama. Si lo alimentas o lo meces para que se quede dormido, esperará que hagas lo mismo a medianoche.


Ofrécele un juguete blando u objeto favorito para ayudarle a quedarse dormido. Una cobijita especial o un peluche serían adecuados para conciliar el sueño.


9 meses


Los bebés de 9 meses duermen alrededor de 11 a 12 horas por la noche. Normalmente duerme dos siestas una en la mañana y otra en la tarde de una a dos horas.

Este etapa es un tanto complicada, ya que los problemas relacionados con los patrones de sueño son muy comunes a los 8 ó 9 meses de vida. Los padres pueden llegar a sentirse muy frustrados ya que antes habia logrado dormir durante toda la noche y ahora tu bebé puede despertarse a medianoche. La clave: Paciencia.

Al igual que antes cuando no dormia toda la noche  tu bebbé se despertará varias veces durante la noche,  lo que hace la diferencia ahora es que se acuerda de ti y te extraña cada vez que despierta... Si está acostumbrado a que lo acunen o lo acaricien a la hora de acostarse ahora  esperará que ocurra lo mismo a medianoche. Debes decidir si estás preparada para ser parte de esta rutina o si quieres que tu bebé aprenda a volverse a dormir por su cuenta. Son dos métodos de crianza muy diferentes y hay que ser consecuente con el que se elige. 


Ojo con las siestas ya que si sus siestas son muy largas dormirá menos por la noche.


1 año

Normalmente a esta edad duerme entre 10 y 11 horas por la noche y un par de siestas de una a dos horas en el día.


En el primer año de vida es cuando comienzan los problemas a la hora de acostarlo.  Seguramente está tan entusiasmado con sus nuevas capacidades (se empieza a parar y a agarrarse de los barrotes de la cuna) que  puede ser complicado lograr que se tranquilice. Hará lo imposible para que lo cojas en brazos, y, teniendo en cuenta que es tan adorable, es difícil resistirse.... El consejo en esta etapa es mantener una rutina a la hora de acostarse. 

La siesta de la tarde del niño es un poco más corta le encanta quedarse jugando un momento en su cuna antes de llamarte para que lo saques. Pon algunos juguetes pequeños en su cuna para estimular esta conducta. Que no sean muy grandes, pues podría aprender a apilarlos y luego tratar de bajarse de la cuna.


18 meses

A los 18 meses  normalmente duermen 13 horas. 


La vida es tan intensa al año y medio que ir a dormir es lo último que quiere hacer. Necesita de tu ayuda para tranquilizarse en la noche y así lograr ese merecido descanso.

• Dentro de poco es probable que sólo necesite una siesta diaria pero dos períodos de descanso, aunque uno de ellos sea breve (acostarse relajado aunque no duerma)
Si no quieres enfrentarte al problema que se duerma muy tarde o se despierte muy temprano cambia la cantidad de horas que duerme durante el día.
• Si tienes otro hijo mayor, en realidad, es posible que éste necesite acostarse más temprano que su hermano menor, sobre todo si el grande no duerme siesta durante el día. La hora de la siesta de tu bebé es una buena oportunidad para dedicar tiempo exclusivo a su otro pequeño.

Un tetero nocturno es muy tentador para dormirlos pero es un mal hábito. Es malo para los dientes y si esto se transforma en parte de su rutina, lo necesitará siempre para quedarse dormido, aun cuando despierte a medianoche.


2 años

En general  a los dos años necesitan dormir 13 horas diarias. Es típico que duerman entre 11 y 12 horas por la noche y quizás una siesta de una a dos horas por la tarde.


A esta edad todavía está tratando de alterar un poco las reglas. No querer irse a dormir es algo común. Tu pequeño no quiere despedirse de ti ni tampoco abandonar su día. Nuevamente te aconsejamos establece hábitos y rutinas para la hora de acostarse. Ser firmes a diario respecto de las reglas y rutinas a la hora de acostarse es la mejor manera de enseñar buenos hábitos de sueño.

Algunas sugerencias:

Disminuye la actividad después de la comida, asi se facilitará la transición hacia la hora de acostarse. Leer, cantar o entretenerse con un juego relajado son las mejores actividades.
La rutina previa acostarse debe ser  breve y placentera. Bañarlo, cepillarle los dientes y llevarlo a hacer sus necesidades no debería tomar más de media hora en total. 

 Sé firme y consecuente con las reglas de la hora de acostarse.

Deja un libro o un juguete sin sonido en la cama para que pueda entretenerse cuando despierte. Él no puede entender el concepto de "demasiado temprano", pero tú puedes decirle que permanezca en su dormitorio hasta que la luz entre por la ventana o te escuche a ti decir "Buenos días" (o alguna otra señal específica).


3 años


Duermen en promedio 12 horas diarias aproximadamente: 10 u 11 horas por la noche y una siesta de una a dos horas. Los horarios de la siesta son más variables en los niños de tres años que en los de dos años.


Un niño de tres años tal vez necesite más o menos horas de sueño, y esto va a depender de las actividades del día, alguna posible enfermedad, cambios en su rutina o algún cambio de desarrollo por el que esté pasando. La cantidad de horas que el niño duerma en forma natural durante el día es la cantidad que necesita.


Tu pequeño de tres años lleva una vida muy agitada, la cual se ve estimulada por su mejor capacidad de lenguaje y una activa imaginación. Por la noche, esto puede crear las condiciones para que tenga sueños intensos y pesadillas. Tú no puedes ni debes tratar de evitar sus sueños agitados, pues éstos te ayudan a enfrentar los obstáculos propios de tu vida diaria. Sin embargo, puedes ayudarlo a tranquilizarse cada noche mediante una rutina simple y calmada a la hora de acostarse.


Sugerencia: el niño presenta dificultades para dormirse con la luz apagada, instala un regulador de luz en el interruptor y permite que él mismo gradúe la intensidad. Felicítalo cada vez que disminuya la intensidad y, al cabo de pocas semanas, se acostumbrará a dormir con una luz muy suave. Si esto no funciona, trata de disminuir gradualmente, durante varias semanas, la potencia en vatios del bombillo de la lámpara de su mesa de noche.

 

Artículos Relacionados

El cólico de los bebés

Cuando un bebé aparentemente sano llora durante más de 3 horas al día, más de..
Ver más

consejos para que tu bebé aprenda a dormir solito

¿Cuántos padres no nos pasamos la noche con el bebé de un lado para otro? Lo sacamos de la..
Ver más

Miedo a los extraños en los bebés

Alrededor de los seis meses y hasta los dos años aproximadamente los bebés pasan por u..
Ver más
@2015 BebésyPañales.com - Lo esencial para tu bebé - Powered by: Income Digital